martes, 1 de septiembre de 2015

Ricardo Barrosa

Hace un tiempo tuve la suerte de poder charlar con Ricardo Barrosa (nacido en Dolores en 1932), uno de los últimos dibujantes que se dedicó a ilustrar afiches de cine en el país, y entre otras cosas que iré publicando me contó de su trabajo en la agencia Aler, que fue durante años la única dedicada exclusivamente a publicidad cinematográfica en Argentina. Ricardo trabajó allí de 1950 a 1975, apenas un tiempo después de radicarse en Capital Federal.

Ricardo retratado por el caricaturista Abel Ianiro

Sobre cómo era el proceso desde que encargaban los afiches a la agencia, hasta que estaban impresos, contestó esto:

La productora, distribuidora o el dueño de la película, encargaba el trabajo a Aler por intermedio de su jefe de publicidad. Primero pedían dos o tres dibujos del título de la película y poder elegir un tipo de letra para ir promocionando.
Aler recibía una hoja con textos de la película, tamaño y porcentaje de los actores, reparto y técnicos, que irán antes o después del título y designaba el dibujante que lo iba a realizar, según el tipo de película, criterio de nuestro jefe, quién estaba disponible o la urgencia del estreno.

Material necesario para dibujar un afiche de cine en Aler:

A) a veces ver la película en privado, a pedido de la distribuidora.
B) a veces recibíamos 20 fotografías de situaciones de la filmación.
C) a veces recibíamos un álbum gigante de 150 tomas. Nosotros elegíamos 20 o 30 tomas que nos daban una idea de lo que sucedía en la película. Nos hacían las copias pedidas.
D) a veces (MUY POCAS) el jefe de publicidad de la distribuidora te pedía ALGO.. especial, casi siempre lo dejaba a nuestro criterio.
E) nuestra OBLIGACIÓN es vender la película con un afiche... algo bonito, gracioso, cómico, dramático o de terror, según el tema.
F ) nosotros no juzgamos, ni preguntamos si la peli, es buena, regular o mala.
G ) a veces puede suceder lo que nos paso con el afiche de "De Profesión Sospechoso" ... alguien se atrevió a decir que el afiche era mejor que la película. Que la publicidad era mentirosa. Yo siempre tengo la obligación de hacer lo mejor que puedo el dibujo. Sea buena o mala la película.

Una vez realizado el boceto y luego el original, se entregaba a quien lo encargó y ellos lo enviaban a la imprenta.Yo dibujaba todo el día en Aler, a pedido de las distribuidoras. Los afiches en colores no los veía nunca más. A veces volvían para hacer los avisos igual, para publicar el dia del estreno en todo los diarios, en blanco y negro.

Acá, una muestra de ese trabajo.

Ricardo sostiene el original para imprenta del afiche de Gente de Buenos Aires (Eva Landeck, 1974). En la mesa, el afiche impreso y el primer boceto.

Primer boceto

 Detalle del boceto

  Detalle del original para imprenta

 Detalle del original para imprenta


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada