jueves, 27 de enero de 2011

Cosa de negros

“Native Son” es una novela de Richard Wright escrita en 1940, la primera de un escritor negro en convertirse en best seller. El protagonista es Bigger Thomas, un negro pobre de Chicago que consigue trabajo como chofer de los Dalton, una familia blanca y rica. En una de sus primeras salidas lleva a Mary, hija de sus empleadores, a cenar con su novio. Al regreso, Mary (completamente ebria) no puede ni caminar. La alza en brazos y la lleva a su habitación. Cuando la recuesta en su cama, entra la madre de la chica (que es ciega) y temiendo que se malinterprete su presencia en la habitación, apoya una almohada en la cara de Mary, ahogándola involuntariamente. Entra en pánico y decide deshacerse del cuerpo, lo decapita y lo incinera.
Sospechando un secuestro, los Dalton contratan un detective privado. Bigger decide aprovechar la confusión, y escribir una nota falsa, exigiendo un rescate que lo saque de la pobreza. Antes de poder cobrar el rescate es descubierto y huye con Bessie, su novia (también negra) y se esconden en un edificio abandonado. Temiendo que lo denuncie, la asesina a ladrillazos en la cabeza y la tira por una ventana (¡!). Es atrapado y encarcelado y el final de la novela es una dura crítica al sistema judicial de la época y a la ideología racista. El proceso judicial se centra exclusivamente en el asesinato de la chica blanca, mientras que el de la chica negra es completamente desestimado. El alegato humanista de Boris Max, el abogado defensor judío, es considerado ridículo e ignorado por el jurado y Bigger es condenado a muerte.

Un año después de su publicación, la novela fue adaptada al teatro en una versión un poco menos escabrosa, producida y dirigida por Orson Welles.

En una epoca en que los actores negros quedaban relegados a papeles de sirvientes en comedias o en algún número musical, una versión cinematográfica era una idea bastante demencial. Wright ignoró propuestas de grandes productoras para adaptar al cine su exitosa novela, como la que le hizo Metro Golwyn Mayer… ¡sugiriendo que el protagonista fuera blanco!

En 1947 Wright se muda a París donde conoce al director belga Pierre Chenal y emprenden el proyecto de llevar la novela al cine con financiación francesa.
Era época de posguerra y el Comité de Actividades Antiamericanas (House Un-American Activities Comité o HUAC) no iba a permitir que Estados Unidos, que había liberado Europa del fascismo fuera presentado como un Estado racista. Francia era en ese momento uno de los beneficiados por el Plan Marshall, un plan norteamericano de asistencia económica destinado a la reconstrucción de Europa después de la guerra (y a evitar el avance del comunismo). Ante la presión, el Estado francés le quitó la financiación al proyecto y Chenal propuso filmarla en Argentina (donde ya había dirigido "Viaje sin regreso", "Se abre el abismo", "El muerto falta a la cita" y "Todo un hombre").

La producción corrió por cuenta de Argentina Sono Film y Classic Pictures y Wright, el autor, terminó protagonizándola aún sin tener experiencia actoral y siendo de mayor edad que el personaje de su novela. Se estrenó en Buenos Aires en marzo de 1951 con el título de “Sangre Negra” y a pesar de ciertas imperfecciones (como la inexperiencia actoral de Wright) fue un gran éxito. El afiche que la promocionaba fue dibujado por “Romu Le Zappa”, impreso en “Springer” y al ser hecho unos meses antes del estreno, tiene un texto común en los de ese año ("1950 . Año del libertador Gral San Martín").

El afiche al principio del post (ilustrado por “Negrín”) también fue usado en el país, pero es menos conocido.

El diseño nacional fue respetado casi totalmente en el afiche que promocionó la versión estrenada en Estados Unidos (con cortes de 25 minutos de la New York State Board of Censors) y en Canadá donde agregaron el sticker que se ve en la foto (que dice Clasificado como entretenimiento adulto por la Ontario Board of Censors)
Además del cambio de color en el fondo y en las imagen de los policías, se recortó la imagen original desapareciendo la firma del ilustrador que estaba en la esquina inferior izquierda.

Lobby cards norteamericanas, usadas para promocionar la película en las salas de los cines. Se imprimían en juegos de 8. La primera (de fondo amarillo) es la de presentación, llamada "Title Card" y las otras 7 tenían una imagen de la película y un mismo borde, usualmente con la misma ilustración del afiche.












Afiche dinamarqués de 60 x 80 centímetros y progama de mano.











En España, la película fue distribuida por "Rosa Films" con el título "Esclavos del miedo" y Josep Soligó (uno de los más reconocidos afichistas de ese país), se encargó del diseño, que fue también usado en dos programas de mano: la versión a todo color y una variante verde (de una reposición posterior).














Aparentemente en Italia fue estrenada como"Paura" y luego reestrenada en 1961 por la distribuidora "Transatlantic" retitulada "Il Braccato (Paura)".

























Para el estreno en México, la imagen usada fue la española y se mantuvo el título original argentino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada