jueves, 18 de noviembre de 2010

De comedia picaresca a sexploitation

La cigarra no es un bicho (1963) de Daniel Tinayre es la iniciadora de un subgénero único en el planeta y 100% nacional: las películas de hoteles alojamiento, donde un grupo de personas buscando sexo terminan enredados en diversas situaciones de mayor o menor comicidad (dependiendo del grado de quemazón mental del espectador).

El afiche usado para promocionar su estreno en el país no es visualmente muy interesante, y pone todas las fichas en el elenco, formado por varios nombres grandes de la edad de oro del cine nacional (Narciso Ibañez Menta, Mirtha Legrand, Luis Sandrini) junto a varios nombres nuevos de la época.
La película fue un éxito en salas y como dijimos antes, se convirtió en la iniciadora de todo un subgénero, por lo que la táctica de venderla a través de sus figuras protagonistas funcionó perfecto.





Los distribuidores españoles, seguramente bastante acostumbrados a importar películas nacionales pero no demasiado confiados en solamente los nombres de los protagonistas, eligen promocionarla con una caricatura de Sandrini sin pantalones con el hotel de fondo que da cuenta del tono de comedia picaresca de la película. Del elenco destacan las figuras más conocidas por allá (Ibañez Menta, Sandrini y Amelia Bence).







Ya para su estreno en México en 1969 la cosa va cambiando.
Los hermanos del norte, con una tradición siempre más arriesgada, truculenta o explícita para promocionar sus películas, relegan al elenco a un pequeñísimo tamaño y venden el asunto con una mujer visiblemente desnuda y tapada con una mínima toalla que ocupa casi la totalidad del afiche.

El mismo diseño se repite en las lobby cards (seguramente un set de 8 diferentes) pero en formato horizontal y con un fotograma de la película.





Ahora, ¿como venderla en Estados Unidos, donde el elenco es completamente desconocido y ya el título traducido literalmente sería incomprensible para la idiosincracia norteamericana?

¡Simple! Con una rubia en pose orgásmica que ocupa todo el afiche, el nombre "Women love to play the games men play" (Las mujeres aman jugar los juegos que juegan los hombres), una cama doble plaza y escenas de desnudos agregadas.







También sirve un juego de fotos para pegar en las salas en donde se pone toda la carne al asador. Eso sí, aclarando que la peli ganó 5 premios en festivales internacionales, no vaya a ser cosa que alguien piense que es sólo una de minas en bolas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario