miércoles, 23 de septiembre de 2009

Se puede leer la historia en un afiche de cine

Los afiches de cine son (desde hace un tiempo) objetos coleccionables y de un incuestionable (a veces mayor, otras menor) valor estético, pero son también mucho más que eso.

Son documentos visuales representativos de una época, de políticas de promoción y distribución cinematográfica, de técnicas de impresión, del trabajo de ilustradores y dibujantes, y a veces en ellos se puede leer también un poco de la historia nacional.

"Con la revolución de 1943, el Ejército, entonces al frente del Estado, se hizo cargo, absolutamente, de la administración de los honores a San Martín. Se instituyó, el 17 de agosto de ese año, la Orden del Libertador San Martín, condecoración destinada al reconocimiento de los servicios prestados al país o a la humanidad por personalidades extranjeras, asociando así el mayor premio otorgado por la Nación a la figura intachable del padre de la patria. Por otra parte, el Instituto Nacional Sanmartiniano, corporación surgida en 1933 por iniciativa privada, también pasó a depender del Ejército en 1944, después de la celebración del aniversario sanmartiniano de ese año. Perón asistió a la celebración en su calidad de vicepresidente de la Nación y en el desfile participaron, junto a los militares, delegaciones sindicales. El coronel sembraba y la cosecha sería abundante. En 1949, la ley 13.661 declaró a 1950, centenario de su muerte, Año del Libertador General San Martín. La apoteosis sanmartiniana se renovaría cada día de los 365 de 1950 y el general Perón, imbuido como militar y político, del fervor patriótico que convenía a un conductor de pueblos como él, encontró el escenario ideal para impulsar la causa de la reelección que le había habilitado la reforma constitucional. El culto al prócer le servía de maravillas para catequizar con el ejemplo de los grandes hombres y el respeto y la admiración debidas a quienes lo daban todo por la ventura de su patria. " (La dignidad como obligación.Por Aurora Ravina. Publicado en Página 12)

Huellas de esa ley 13.661, que podría haber ayudado a Perón a conseguir su reelección se ven, por ejemplo, en este afiche de La puerta del cielo (La porta del cielo, 1945) dibujado por Luis Mezzadra e impreso en "Lito Fénix" en el patriotico año de 1950.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada